Google+ Descuento de pagarés: Cómo elegir la mejor empresa para descontar pagarés

Cómo elegir la mejor empresa para descontar pagarés

Una vez hemos decidido descontar pagarés, la siguiente decisión es decidir dónde realizaremos la operación. Básicamente tenemos dos opciones principales, acudir a entidades bancarias o por el contrario optar a empresas  que se han especializado en el descuento de pagarés y operaciones similares. Tanto si vamos a descontar de forma puntual como si deseamos mantener una línea de descuento, hay varios aspectos que debemos tener en cuenta.

En este artículo, nos centraremos en las entidades especializadas dejando para las próximas entradas a los bancos y cajas de ahorro. Aunque las variables principales serán el tipo de interés aplicado y las posibles comisiones, no podemos olvidar otras cuestiones, ya que el tiempo también es dinero y la confianza en este tipo de actividades es fundamental. En primer lugar, tenemos que tener claro que es necesario acudir a varias entidades y no centrarnos en una única opción. Dado que actualmente los plazos suelen ser muy rápidos, podremos recabar toda la información que necesitemos, de varias compañías, en poco más de 48 horas.

Lo primero que tenemos que valorar es la claridad con la que nos atienden así como los tiempos de respuesta. Con poco más de una llamada o bien rellenando los formularios de las propias compañías, tenemos que recibir información clara y detallada. También se nos debe facilitar de una sola vez, toda la documentación requerida (usualmente, de forma inicial, copia de factura y el propio pagaré) y los plazos estimados en cuanto estudio e ingreso del efectivo. Este aspecto es importante para evitar caer en un ciclo de intercambios de llamadas o correos para una simple toma de contacto y petición de información.

Una vez mandada toda la documentación requerida, la contestación también debe ser ágil. Debemos fijarnos en la claridad de la respuesta y en que las condiciones más importantes queden perfectamente reflejadas (tipos, posibles comisiones y posibles formalidades a realizar si finalmente nos interesa llevar a cabo el procedimiento).

Por último, también debe ser valorada la respuesta de la empresa frente a nuestras posibles dudas, así como la atención e interés que nos muestren.

Un aspecto a destacar es que, aunque gracias a internet tengamos acceso a cientos de opiniones, el funcionamiento y el trato al cliente puede variar según las delegaciones de una misma empresa. Es decir, podemos leer una buena o mala experiencia de otra persona con una empresa de descuento en una oficina concreta, pero eso no significa que en nuestra delegación más cercana vayamos a tener los mismos problemas, aunque siempre hay que tener en cuenta todas las opiniones. Es un aspecto muy conocido por ejemplo en el mundo bancario, donde cada oficina trabaja de una forma distinta aunque se trate de una misma entidad.

Por ello, lo mejor siempre será contactar y obtener información de primera mano, empezando si se prefiere con pequeñas operaciones, y tras ver los resultados, plantearse el inicio de una colaboración a largo plazo.