Google+ Descuento de pagarés: Diversificar las fuentes de financiación empresarial

Diversificar las fuentes de financiación empresarial

Financiar los proyectos que tenemos en mente para nuestra pyme o para su actividad a corto plazo, puede llegar a convertirse en un autentico quebradero de cabeza. No obstante podemos ofrecer una serie de consejos para mejorar los costes a los que podemos encontrar dicha financiación, e incluso dónde acudir si nuestro banco de toda la vida nos cierra las puertas.

A nadie se le escapa las dificultades a la hora de que se le concedan créditos, aunque recientemente la banca se está esforzando en hacer llegar un mensaje tranquilizador en forma de grifo abierto. Por ello, hemos de estar preparados para buscar liquidez en otro tipo de entidades financieras, aunque sea posible que siempre hayamos restringido nuestras relaciones financieras con entidades “tradicionales” como bancos o cajas de ahorro.

entidades financieras

Hablamos de entidades especializadas, por ejemplo, en el descuento de pagarés, que en los últimos años han diversificado su oferta de productos financieros y herramientas de liquidez como factoring o confirming. Por ello, si en nuestro banco se limitan a ofrecernos pequeños créditos para mejorar nuestra tesorería o financiera circulante, o solo nos ofrece líneas de descuento con un coste elevado, es aconsejable solicitar información.

De hecho diversificar las fuentes que nos suministran financiación puede ser una excelente idea, ya que en habitual en pequeñas empresas financiar la actividad y costes  a corto plazo con créditos bancarios que, en ocasiones, llegan a tener unos tipos de interés muy elevados.

Por lo tanto hemos de buscar productos financieros que se correspondan con la actividad a financiar. Si queremos liquidez y tenemos pagarés en nuestra cartera, tenemos que plantearnos descontar en lugar de optar por créditos con un elevado coste. Por supuesto, en nuestra entidad actual también pueden disponer de dichas herramientas, aunque pueden no haberlas ofrecido, por lo que nunca está de más preguntar por soluciones alternativas.

En todo caso, es totalmente compatible combinar la relación entre varias entidades y nuestra pyme en caso de que nos beneficie. Los tiempos en que la empresa estaba ligada a una única entidad han pasado.
Y en este aspecto debemos hacer mención a los planes de negocio que se ofrecen en entidades bancarias. Un conjunto de soluciones (líneas, acceso a crédito, seguros. TPV) que se nos puede ofrecer bajo la bandera de la comodidad de tener todos los productos unidos y gestionados en un único punto.

Antes de contratar este tipo de productos hay que valorar, en primer lugar, si nos interesan todas las soluciones ofrecidas, ya que rechazar una puede subir el coste total ya que el banco valora el nivel de vinculación. No podemos firmar compromisos que no nos interesen bajo una ilusión de tipos bajos, cuando contratando únicamente los productos que realmente nos interesan (aunque no todos sean con nuestro propio banco), podemos tener un coste más bajo.

Es cierto que tendremos que dedicar tiempo a buscar los mejores precios en distintas entidades y es cómodo tener toda nuestra gestión bancaria centralizada, pero puede llegar a ser un tiempo bien invertido, ya que esta diversificación nos permitirá acceder a una mayor oferta general y acceder a redes de contactos que nos pueden ser de utilidad en el futuro.