Google+ Descuento de pagarés: febrero 2015

La importancia de facilitar una nueva oportunidad a los emprendedores


En muchos aspectos de la vida se tiene una segunda oportunidad, pero en el ámbito empresarial, ésta puede no ser posible. Cuando una persona decide emprender puede depositar los ahorros fruto del trabajo de muchos años, incluso los de sus familiares.

Si el negocio no llega a buen puerto, el emprendedor puede quedarse estancado durante años para hacer frente los compromisos adquiridos, de forma que puede quedar atado a una empresa que no es viable y que además, le impide salir adelante con otros proyectos.

Este fue uno  de los motivos de la llamada Ley de la Segunda oportunidad, que se centraba, entre otras cosas, a hacer posible una salida de esta salida a través de la posibilidad de acuerdos extrajudiciales con sus acreedores.

No obstante, las soluciones propuestas, en muchos casos, llegaban cuando era demasiado tarde. Por ello el Gobierno está trabajando en nuevas medidas. Lo deseable de la nueva ley es que permita que las empresas, sobre todo las más pequeñas, no lleguen a tener que enfrentarse a situaciones que de antemano se sabe que van a ser insostenibles. 

Se debería mejorar el sistema de fraccionamiento y aplazamiento de pago a la Administración, de forma que se pueda atender las deudas sin que signifique, en la práctica, la desaparición de la empresa. Mejorar las condiciones en la negociación de duda privada con las entidades acreedores.

Por supuesto, de forma preventiva, mejorar el acceso a la financiación, ya que es una de las causas que pueden llevar a la quiebra a una pyme en un tiempo record, aunque haya tardado años en dar sus primeros pasos.

No se trata únicamente de facilitar que un emprendedor pasa de un proyecto a otro, también debe hacerse lo posible para que un proyecto actual no deba ser abandonado de forma prematura por motivos coyunturales o periodos de falta de liquidez, a pesar de que nuestro proyecto sea sólido y con grandes posibilidades.

Editado: una muestra de la importancia de ofrecer nuevas oportunidades a empresas y emprendedores que no han conseguido el éxito en un primer intento, la hemos tenido en el últio debate sobre el estado d ela nación. Se han presentado varias meeidas al respecto, no solo relacionadas directamente con el ámbito empresarial, además se han planteado propuestas para los ciudadanos, lo que en última instancia también es beneficoso para la economía en su conjunto. Lo deseable sería que dichas propuestas tomaran forma, de una manera tangible y no solo como promesas de un año electoral.