Google+ Descuento de pagarés: Las sombras del nuevo curso económico

Las sombras del nuevo curso económico

En las anteriores entradas hemos repasado algunos de los acontecimientos y situaciones que han definido el anterior año a nivel económico. Con la entrada de hoy en la que hablaremos de las dudas y retos que nos presenta el nuevo curso, cerramos el mini ciclo dedicado a la coyuntura macroeconómica y daremos paso, en los próximos artículos a una temática más cercana al mundo de la pequeña y mediana empresa. Sobre todo incidiremos en aspectos como la liquidez.

El principal hecho que nos llama la atención es el menor crecimiento que va a experimentar nuestra economía según todos los organismos. Este menor crecimiento a nivel macro se explica, entre otros motivos, por la incertidumbre sobre la política internacional, como puede ser el Brexit o el nuevo rumbo que pueda tomar a nivel europeo el BCE en su política de estímulos monetarios.

Liquidez pagares incertidumbre

Dejando atrás las desastrosas cifras del crecimiento del PIB de los últimos años, es de esperar que de forma paulatina se inicie una retirada de estímulos. Aunque no hay datos ni fechas concretas es de esperar que los mercados empiecen a descontar de forma clara a lo largo de año esta una nueva coyuntura con unos tipos de interés más altos, con el consiguiente impacto en la economía. Un dato fundamental será la inflación dada la especial sensibilidad, sobre todo por parte de Alemania, a este indiciador, íntimamente ligado a los tipos de interés.

A nivel nacional, la política fiscal también puede tender un impacto notable en el crecimiento, a expensas de que se negocien los presupuestos y se cuantifique los recortes que Bruselas demanda ya de forma urgente.

El tipo de empleo que se está crenado tampoco hace pensar que el consumo consolide el tirón que inicio en el 2016. La alta temporabilidad y la precariedad no es un buen aliado para que la demanda tenga un comportamiento positivo de forma sostenida.

Otro reto del actual Gobierno es llevar a cabo una serie de políticas que apoyen directamente a la activada de la pequeña y mediana empresa y a los autónomos. Es necesaria una actuación decidida para mejorar la financiación empresarial, el acceso a liquidez o la formación. Todo ello sin dejar de lado la tan demandada nueva regulación de las cuotas empresariales, haciéndolas más accesibles y que se adapten a la situación por la que en cada momento estén atravesando las empresas.

Por último, tal y como comentamos en anteriores entradas, el papel del precio del petróleo será fundamental. Lamentablemente la gran volatilidad parece que será la tónica habitual en los próximos años, y ya sabemos que la incertidumbre y la economía no se llevan bien.

En el siguiente artículo retomamos la temática habitual del blog analizando todas las medidas que podemos tomar para dinamizar la actividad de nuestra empresa, desde la formación hasta la necesaria financiación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario